España es, según las cifras turísticas más recientes, el tercer país del mundo en cantidad de visitantes extranjeros anuales, sobrepasado solamente por los Estados Unidos y Francia.

Todos los años, decenas de millones de visitantes llegan a todos los rincones de Europa gracias a su clima templado, su inagotable patrimonio cultural y artístico, y su excelente infraestructura hotelera y gastronómica. El turismo conforma nada menos que el 11 por ciento del producto bruto interno del país.

El sector hotelero es la base fundamental de esta oferta turística. España es famosa en Europa y el mundo por sus playas, sus museos, su arquitectura, y su inigualable oferta gastronómica. Sin embargo, es la infraestructura hotelera del país la que permite que todas estas otras facetas del turismo puedan desarrollarse.

Historia y desarrollo

España ha sido siempre un destino de visita por toda Europa, en gran medida por su patrimonio cultural y su clima, pero no fue sino hasta fines del siglo XIX y primeros del XX que el país comenzó a mostrar al mundo su oferta de “sol y playa”. De esta época proviene la incorporación de la palabra ‘hotel’ al Diccionario de la Real Academia Española, coincidiendo también con la apertura de los primeros grandes hoteles urbanos, y con la expansión de la infraestructura hotelera en las regiones costeras, especialmente sobre el Mar Mediterráneo.

La gran explosión hotelera del país se dio a partir de la década de 1960, cuando España comenzó a recibir a muchas de las grandes estrellas del mundo del espectáculo europeo de la época. Hacia el sur y hacia el este, sus playas comenzaron a poblarse de actores, modelos, músicos, diseñadores, etcétera, con el consiguiente aumento de la atención internacional.

En las tres décadas siguientes, la cantidad de hoteles y de plazas aumentó casi un 80% en todo el país. En el nuevo siglo el sector continúa creciendo, de la mano de los hoteles jóvenes y del turismo sostenible y rural, aunque también afronta desafíos como la proliferación de la hotelería clandestina, la cual también ha aumentado considerablemente en los últimos años.