El turismo rural es un fenómeno que está en pleno crecimiento. De la mano de tendencias como el ecoturismo o el enoturismo, el turismo rural está en expansión en todo el mundo, particularmente en países en vías de desarrollo.

En el contexto de este tipo de turismo, los hoteles rurales juegan un papel central, junto con los albergues, hostales, cabañas, y otros tipos de alojamientos en entornos no urbanos.

Esta clase de hoteles suele tener ciertas características que lo diferencian de un hotel tradicional urbano o de un resort. Generalmente, los hoteles rurales suelen ser edificaciones antiguas o tradicionales que están renovadas o adaptadas a la actividad turística. Tienden a ser de tamaño pequeño y gestionados por una familia o una pequeña empresa.

Actividades y servicios

Es importante para muchas personas que realizan este tipo de turismo, el llegar a conocer el modo de vida de las zonas rurales que visitan. Por este motivo la mayoría de los hoteles de esta clase mantienen algún tipo de conexión con las actividades agropecuarias o rurales en general que caracterizan a la región, ya sea en sus propias instalaciones o en zonas adyacentes.

Las nuevas generaciones suelen ser las más interesadas en este tipo de hotelería. Aunque muchos de los servicios que son comunes en hoteles estándar suelen estar ausentes en los hoteles rurales, como por ejemplo la existencia de un casino o salas de juego, los clientes más jóvenes pueden suplir fácilmente esta carencia a través la tecnología, por ejemplo gracias a sitios como gratorama bono godigo, donde los amantes de las apuestas pueden jugar sin tener que salir de su habitación.

La mayoría de los servicios que se pueden encontrar en un hotel rural están directamente relacionados con la vida en la naturaleza. Paseos a caballo, largas caminatas, y visitas a distintos productores agropecuarios, entre otros, son algunas de las actividades preferidas por quienes eligen esta clase de turismo, en lugar de estar interesados en las ofertas más convencionales como spas o gimnasios.